Guía práctica: versión online

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Google+ 0 0 Flares ×

Casa eficiencia energética de edificios

Versión pdf: descargar la Guía Práctica de Rehabilitación Energética

0-INTRODUCCIÓN

Desde la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación es obligatorio aplicar medidas de ahorro de energía en la rehabilitación de edificios con superficie útil mayor de 1000m2 fijándose así unos requisitos mínimos a cumplir.

Sin embargo cuando se rehabilita un edificio, tenga la superficie que tenga, podemos mejorar los requisitos mínimos exigidos por la normativa, de manera que se mejore su eficiencia energética y se reduzcan los gastos energéticos y las emisiones de CO2.

Seleccione sobre la imagen o sobre el índice la zona a rehabilitar y podrá ver las propuestas de mejora. Tenga en cuenta que las mejoras están sujetas al contexto de cada caso y también están sujetas a las normativas de construcción.

renovarte da unas orientaciones específicas para cada caso, sin embargo, puede profundizar en las buenas prácticas en rehabilitación. Para ello le aconsejamos:

“GEE1. Guía de Eficiencia Energética para la rehabilitación de edificios existentes”

¿Está interesado en las buenas prácticas en edificación? Pinche sobre asesoramiento técnico.

subir

1 – FACHADAS

Criterios de buenas prácticas: cuando sea posible, se deben aislar los muros logrando un valor de transmitancia térmica (U), máximo, en función de la zona climática, indicado a continuación:

Valores máximos de la transmitancia térmica (U) W/m2K

Elemento

Zóna climática

A

B

C

D

E

Fachadas

0,30

0,30

0,26

0,20

0,20

Existen varias maneras de lograr esas buenas prácticas:

  • Por la cara interior colocando un trasdosado directo compuesto por aislamiento y placa de yeso laminado (juntos o separados), o con sistemas autoportantes, colocando lana mineral entre los montantes.
  • Rellenando la cámara de aire de los muros existentes con aislamiento térmico.
  • Por la cara exterior colocando sistemas de aislamiento térmico por el exterior (SATE) o fachadas ventiladas.

Recuerde que para lograr buenas prácticas debe ir más allá del mínimo de aislamiento adicional especificado por la normativa.

Para más información consulte:

“GEE1. Guía de Eficiencia Energética para la rehabilitación de edificios existentes”

“GT1. Rehabilitación. Guía técnica de aislamiento térmico”

subir

2 – CUBIERTAS

Criterios de buenas prácticas: cuando sea posible, se deben aislar las cubiertas logrando un valor de transmitancia térmica (U) máximo, en función de la zona climática, indicado a continuación:

Valores máximos de la transmitancia térmica (U) W/m2K

Elemento

Zóna climática

A

B

C

D

E

Cubiertas

0,24

0,24

0,21

0,16

0,16

Existen varias maneras de lograr esas buenas prácticas:

  • Colocación de aislamiento entre las vigas o tabiquillos, en este caso el espesor de aislamiento sería mayor debido a que el aislamiento no es en continuo, existencia puentes térmicos.
  • Rellenando el hueco del falso techo con aislamiento térmico.
  • Por la cara inferior del techo existente colocar un trasdosado directo compuesto por aislamiento y placa de yeso.

Para más información consulte:

“GEE1. Guía de Eficiencia Energética para la rehabilitación de edificios existentes”

“GT1. Rehabilitación. Guía técnica de aislamiento térmico”

subir

3 – SUELOS

Criterios de buenas prácticas: cuando sea posible, se deben aislar los suelos logrando un valor de transmitancia térmica (U) máximo, en función de la zona climática:

Valores máximos de la transmitancia térmica (U) W/m2K

Elemento

Zóna climática

A

B

C

D

E

Suelos

0,45

0,45

0,40

0,31

0,31

Existen varias maneras de lograr esas buenas prácticas:

  • Colocar aislamiento térmico directamente en el suelo, bajo el acabado superficial. Esto se puede realizar en los casos en los que el suelo en cuestión se rehabilite por completo.
  • Colocar aislamiento térmico por la parte inferior del suelo, en los casos que sea posible (suelos en contacto con el aire exterior, forjados sanitarios,…)

Tenga en cuenta que las pérdidas de calor aumentan conforme aumenta la superficie expuesta al exterior del cerramiento. Por ello, se requiere un mayor nivel de aislamiento térmico (transmitancia térmica (U) más pequeña) en la parte de los suelos que está en contacto con el exterior del edificio o con recintos no acondicionados (como cámaras sanitarias) o con el terreno, si lo comparamos con las zonas interiores del edificio.

El valor U varia con la solución constructiva, por lo que en el esquema de rehabilitación de una vivienda se deberá desarrollar un proyecto que recoja dichas soluciones para luego facilitar el trabajo de construcción.

Para más información consulte:

“GEE1. Guía de Eficiencia Energética para la rehabilitación de edificios existentes”

“GT1. Rehabilitación. Guía técnica de aislamiento térmico”

subir

4 – HUECOS (VENTANAS Y PUERTAS)

Criterios de buenas prácticas: cuando cambiemos las ventanas o las puertas debemos seleccionarlas en función de su transmitancia térmica (U) y su permeabilidad al aire. Los valores máximos permitidos para los huecos en España varían entre 1,90 y 5,70 W/m2K en función de la zona climática

España no dispone de un sistema de clasificación de huecos en función de su eficiencia energética, por lo que para ello emplearemos la transmitancia térmica (U), pero para el caso de la permeabilidad al aire existe la norma UNE-EN 12207:2000, en la que se establece una clasificación de 0 a 4: el valor 0 para permeabilidades altas y el valor 4 para las bajas.

El valor máximo permitido en España para la permeabilidad depende de la zona climática tal y como se indica a continuación:

Zona climática

Permeabilidad máxima

Clase permitida

A y B

50

1, 2, 3 ó 4

C, D, y E

27

2, 3 ó 4

El valor de la permeabilidad está relacionado con la cantidad de aire que dejan pasar los huecos. Tenga en cuenta que conforme se aumenta la permeabilidad se aumenta las necesidades de calefacción por ello una buena práctica significa emplear huecos con valores de permeabilidad bajos.

Para más información consulte:

“GEE1. Guía de Eficiencia Energética para la rehabilitación de edificios existentes”

“GT2. Rehabilitación. Guía técnica de ventanas”

subir

5 – INFILTRACIÓN Y VENTILACIÓN

Criterios de buenas prácticas: cuando se realizan trabajos de rehabilitación se deben sellar los posibles agujeros y grietas en la fábrica de ladrillo, esto hace que se reduzca las infiltraciones y con ello las pérdidas de calor.

Por otro lado, para garantizar los niveles de salubridad y confort de los ocupantes del edificio se debe instalar un sistema de ventilación.

Reducir las infiltraciones tiene multitud de beneficios:

  • Reduce las pérdidas de calor (de manera que podemos usar un sistema de calefacción más pequeño y económico)
  • Mejora el confort porque reduce fisuras y la eliminación de puntos fríos.
  • Reduce el riesgo de penetración de aire húmedo en la fábrica de ladrillo que puede degradar la estructura produciendo humedades.

A pesar de todo, es importante diseñar un correcto sistema de ventilación, de lo contrario se pueden tener problemas de condensaciones Y de salubridad al no renovar el aire interior cargado de contaminantes.

Por otro lado, hay que tener en cuenta, sobre todo en algunos tipos de edificios históricos, que hacerlos herméticos puede ser perjudicial.

En el caso de rehabilitar todo el edificio, es aconsejable realizar un ensayo de presión e identificar las vías de escape de aire y sellarlas . Como buenas prácticas se recomienda un valor de caudal de ventilación de 5m3/hr/m2 para una presión de 50Pa, o mejor.

La sección HS3 del Código Técnico de la Edificación y el RITE especifican los caudales de ventilación mínimos para edificios de viviendas y otros usos respectivamente

Para más información consulte:

“GEE1. Guía de Eficiencia Energética para la rehabilitación de edificios existentes”

“GT4. Rehabilitación. Guía técnica de infiltraciones y ventilación”

subir

6 – CLIMATIZACIÓN Y AGUA CALIENTE

Criterios de buenas prácticas: debido a que se pueden especificar varios sistemas de calefacción, se recomienda su diseño atendiendo a la guía técnica (GT3)

Un factor importante que influye en el coste de funcionamiento y en las emisiones de CO2 es el tipo de energía usada. Por ello si necesitamos un nuevo sistema de calefacción debemos valorar una energía barata y que sea respetuosa con el medio ambiente. A continuación se indica la tabla de emisiones de CO2 asociadas al tipo de energía (fuente IDAE)

FUENTE DE ENERGÍA

g CO2/Kwh

Gas natural

204

Gasoleo C

287

GLP

244

Carbón (doméstico)

347

Biomasa

0

Biocarburantes

0

Solar Térmica

0

Eléctrica peninsular

649

Eléctrica insular

981

Solar fotovoltáica

0

El sistema debe ser tan eficiente como sea posible, debe tener un buen sistema de regulación y de temperatura y debe estar diseñado teniendo en cuenta las necesidades de los ocupantes y las pérdidas de calor que se producen a través de la envuelta del edificio.

Para más información consulte::

“GEE1. Guía de Eficiencia Energética para la rehabilitación de edificios existentes”

“GT3. Rehabilitación. Guía técnica de climatización y ACS”

subir

7 – ILUMINACIÓN

Criterios de buenas prácticas: sustituir lámparas incandescentes por lamparas de bajo consumo.

Si se va a realizar una rehabilitación importante se recomienda hacer un estudio de las necesidades de iluminación: no todos los espacios requieren la misma cantidad de iluminación, ni durante el mismo tiempo ni con la misma intensidad, además se debe considerar el aprovechamiento de la luz natural empleando fotosensores (mecanismos que se encargan de apagar la luz artificial cuando el nivel de luz natural es suficiente)

La sección HE3 del Código Técnico de la Edificación especifica unos niveles mínimos de aprovechamiento de la luz natural y de eficiencia energética de la instalación.

Sustituir las bombillas incandescente por bombillas de bajo consumo, éstas últimas ahorran hasta un 80% y duran hasta 8 veces más.

En las zonas donde se necesite más luz durante muchas horas coloque tubos fluorescentes.

Para más información consulte:

“GEE1. Guía de Eficiencia Energética para la rehabilitación de edificios existentes”

“GT5. Rehabilitación. Guía técnica de iluminación”

subir

8 – ACCESORIOS – ELECTRODOMÉSTICOS

Criterios de buenas prácticas: cuando se cambien los electrodomésticos se deben buscar aquellos de mejor calificación de eficiencia energética.

renovarte no compara los precios de los productos sino su eficiencia energética. Los electrodomésticos deben llevar visible la etiqueta donde se especifica la eficiencia energética y su clasificación.

Para más información consulte:

“GEE1. Guía de Eficiencia Energética para la rehabilitación de edificios existentes”

subir

9 – RENOVABLES

Criterios de buenas prácticas: una vez tomadas todas las medidas básicas de eficiencia energética, debemos tener en cuenta las energías renovables para reducir las emisiones de CO2.

En muchos proyectos de rehabilitación las especificaciones de tecnologías de energías renovables son suplementarias, para obtener mejoras sustanciales deben hacerse primero las mejoras de ahorro energético antes citadas. .

Sin embargo, para satisfacer la meta de los gobiernos en la reducción de las emisiones de CO2, promotores y propietarios que deseen invertir en las tecnologías renovables son alentados a hacerlo, ya que reduce el coste y las emisiones de CO2.

Hay muchas tecnologías disponibles como solar térmica para ACS y/o calefacción y sistemas fotovoltaicos (por citar solo dos) que pueden ser adaptadas a la mayoría de los edificios.

Sustituir un sistema de calefacción por un sistema de baja producción de CO2 tales como calderas de biomasa o una bomba de calor mejora considerablemente la eficiencia energética.

Las secciones HE4 y HE5 del Código Técnico de la Edificación especifican los niveles mínimos de aporte de las energías solares térmicas y fotovoltaicas.

Para más información consulte:

“GEE1. Guía de Eficiencia Energética para la rehabilitación de edificios existentes”

“GT6. Rehabilitación. Guía técnica de energías renovables”

subir

RESUMEN DE BUENAS PRÁCTICAS

1.- Cuando sea posible, se debe aumentar el nivel de aislamiento de los muros, la cubierta y el suelo del edificio.

2.- Cuando cambiemos las ventanas o las puertas de exterior deben tener un nivel alto de aislamiento y un nivel bajo de permeabilidad al aire.

3.- Se deben sellar los posibles agujeros y grietas de las fachada para reducir las infiltraciones y, por tanto, las pérdidas de calor. Por otro lado, para garantizar los niveles de salubridad y confort de los ocupantes del edificio se debe instalar un sistema de ventilación adecuado.

4.- El sistema de calefacción y agua caliente sanitaria (ACS) debe ser tan eficiente como sea posible, debe tener un buen sistema de regulación y de temperatura y debe estar diseñado teniendo en cuenta las necesidades de los ocupantes y las pérdidas de calor que se producen a través de la envuelta del edificio.

5.- En materia de iluminación se deben sustituir lámparas incandescentes por lamparas de bajo consumo.

6.- Cuando se cambien los electrodomésticos se deben buscar aquellos de mejor calificación de eficiencia energética.

2010 – ETRES Consultores.
Prohibida la reproducción total o parcial sin la mención expresa de la fuente.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Google+ 0 0 Flares ×