ATENCIÓN: ACEPTA LAS COOKIES PARA COMPARTIR EN REDES SOCIALES.


El futuro de la construcción pasa por la rehabilitación


Durante el boom inmobiliario, entre los años 2003 y 2007, se construyeron 2,9 millones de viviendas nuevas, todos vimos aparecer nuevos barrios y nuevas urbanizaciones, sin embargo se rehabilitaron poco más de 100.000 edificios, el mercado se olvido de las viviendas ya existentes.

El presidente del Consejo Superior de Arquitectos, Jordi Ludevid, ha declarado “Con la edificación no se saldrá de la crisis, pero sin ella tampoco”. De todos es conocido que la rehabilitación está en la agenda de todas las Administraciones, desde la central hasta los Ayuntamientos.

La rehabilitación es uno de los ejes principales del anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, impulsada por el Gobierno. El secretario general de Vivienda, Javier Ramos, ha declarado “Queremos crear empleo de forma inmediata y la rehabilitación es la actividad que genera más puestos de trabajo en el ámbito residencial de la construcción”

El Ministerio de Vivienda, dirigido por Beatriz Corredor, se fijó para 2012 cerca de 470.000 actuaciones articuladas a través de un plan Renove, programas para erradicar el chabolismo y remodelaciones de barrios. El plan del Gobierno incorpora incentivos fiscales: una reducción del IVA al 8% para todo tipo de rehabilitación durante dos años -la patronal ha pedido que sea vigente hasta 2014-, y se amplía el umbral de renta al que se pueden acoger los contribuyentes para desgravar por estas obras, de los 24.000 hasta los 33.000 euros anuales. El objetivo del Ejecutivo es crear 350.000 empleos y absorber a la mitad de los más de 600.000 parados de la construcción.

Según los datos manejados por el Ministerio, más de la mitad del parque de viviendas de España requiere de una intervención. Estamos hablando de 18 millones de viviendas, de las cuales 12 millones tienen más de 30 años y otras seis, más de medio siglo. “En Alemania las obras en edificación existentes representan un 62% de la actividad, mientras que en España rozamos el 20%”, afirma Ramos. El Gobierno pretende que dentro de dos años la rehabilitación suponga el 35% de la inversión inmobiliaria.

España, comparado con otros países europeos, es uno de los países donde la rehabilitación está más retrasada. Según el Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (Itec), por cada euro invertido en obra nueva en Alemania se destinan 1,81 euros a inmuebles que hay que rehabilitar; en Italia se dedican 1,56 euros; en Francia, 1,15 euros, y en el Reino Unido, 0,91 euros, en España se invierten sólo 0,77 euros.

Todo indica que hay un largo camino por recorrer. El boom se olvidó de los edificios antiguos, “Es más adecuado reciclar la ciudad que ir creciendo como una mancha de aceite. Si apostamos por mejorar los estándares de calidad del patrimonio construido también evitamos que el ciudadano se desplace a la compra de obra nueva”, declara Ludevid.

El mercado se ha olvidado del centro de las ciudades, se ha centrado en crear ensanches periféricos, de manera que el centro se ha ido degradando. Sebastià Jornet, urbanista y profesor de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, que ha analizado y trabajado en numerosos proyectos de rehabilitación de barrios, declara “Hay ciudades en las que el centro tiene valor para vivir ahí, que han sabido remodelarlo y mejorarlo, y otras en los que el centro se ha degradado urbanísticamente, socialmente y económicamente”

El principal reto de las Administraciones es evitar la degradación del corazón de las ciudades, como hizo con éxito, por ejemplo, la ciudad de Girona. No sólo deben hacerlo con la remodelación de las calles, la atracción de comercios y la dotación de equipamientos, sino también entrando en los edificios, rehabilitándolos, proporcionándoles ascensores y mejorando su eficiencia energética.

El Ministerio de Vivienda ha detectado ya 900 barrios españoles desfavorecidos que requieren de rehabilitaciones de sus edificios. Y el Plan de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 prevé más de 2.500 acciones para erradicar zonas con chabolas. Se trata de barrios que necesitarán ayudas públicas dado el bajo poder adquisitivo de sus ciudadanos. Sin embargo, la rehabilitación protegida, la que se realiza con subvenciones, también puede contribuir al sector y, además, tiene un destacable retorno fiscal.

Más información en:ELPAIS.com


ADVERTENCIA: El contenido de esta página tiene carácter meramente informativo pudiendo existir errores. Las condiciones de este procedimiento son las publicadas en la normativa correspondiente.

Comparte en Redes Sociales. Déjanos tus comentarios

renovarte ayudas

Te invitamos a que compartas esta noticia en las redes sociales y a que nos dejes tus opiniones y comentarios.

ATENCIÓN: ACEPTA LAS COOKIES PARA COMPARTIR EN REDES SOCIALES.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la siguiente operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.