Rehabilitación energética ventilación eficiente


Cosas a tener en cuenta en la rehabilitación energética. Ventilación eficiente

Los edificios necesitan unas zonas de entrada de aire exterior de ventilación (zonas de impulsión) y otras zonas de salida de aire interior viciado (zonas de extracción).

La ventilación es necesaria para proporcionar a los ocupantes de los edificios, un ambiente interior saludable y confortable. La principal tarea de la ventilación es la de eliminar el aire interior contaminado de un edificio y reemplazarlo por aire fresco del exterior.

Los materiales de los cerramientos son más o menos permeables al paso del vapor de agua pero no al paso del aire. Es decir, los cerramientos y ventanas de los edificios no permiten que pase el caudal mínimo necesario para garantizar una buena ventilación de los edificios, aún cuando se empleen supuestos materiales “transpirables”. Por ello, la normativa española exige unos caudales mínimos de ventilación en función del uso:

Viviendas, aparcamientos y trasteros.-

Están fijados en la Sección HS3 del CTE. La entrada de aire a las viviendas se produce a través de unos “aireadores” situados en los marcos de las ventanas de los dormitorios y comedores y la salida se realiza a través de conductos de extracción situados en los aseos y las cocinas. Dicha extracción puede ser mecánica (un motor de extracción fijo) o híbrida (ventilación natural si las condiciones exteriores lo permiten o mecánica) pero no puede ser exclusivamente natural. Entre las zonas de impulsión de aire (dormitorios y comedores) y las de extracción (aseos y cocinas) no existe un conducto de comunicación por lo que el aire se mueve “supuestamente” entre las diferentes estancias pasando por las juntas de las puertas o por orificios de comunicación practicados en la tabiquería. Debido a lo anterior, el caudal de aire que entra y sale de la vivienda no está perfectamente controlado: unas veces entra más y otras menos, además se pierde mucha energética al expulsar el aire al exterior y no recuperar el calor de este.

Terciario: locales comerciales, oficinas, etc..-

Están fijados en el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios). La entrada y salida de aire se produce siempre a través de conductos de impulsión y de retorno. En el caso de caudales de ventilación superiores a los 1800 m3/h se instalan recuperadores de calor que permiten ahorrar importantes cantidades de energía. En este caso el caudal de aire que entra y sale de los edificios está perfectamente controlado.

El aire de ventilación más el aire que entra en las viviendas debido a las infiltraciones (pequeñas fisuras en las fachadas, ventanas que no cierran bien, paso de instalaciones como bajantes que dejan pequeños huecos, etc.) constituye el caudal total de aire que entra en las viviendas.

Demasiadas pérdidas (exfiltraciones) o entradas (infiltraciones) de aire no controlado conducen a pérdidas de calor y a incomodidades por corrientes frías. La explicación es sencilla: el aire de ventilación e infiltración no está a igual temperatura que el ambiente interior, por lo que en invierno el sistema de calefacción tendrá que calentarlo y en verano el sistema de refrigeración tendrá que enfriarlo, aumentando con ello el consumo energético y el gasto económico. Además, a medida que mejoran los niveles de aislamiento, se incrementa la proporción de calor total perdido por infiltración.

ventilación eficienteEquipo recuperador de calor

Para evitar el incremento del consumo energético con el aire de ventilación, en las viviendas se instalan sistemas de impulsión y extracción de aire exterior a través de conductos, incorporando, además, un recuperador de calor que precalentará el aire en invierno (robando el calor al aire de extracción) o preenfriará el aire en verano (cediendo calor al aire de extracción), reduciendo sensiblemente el consumo energético. La eficiencia del recuperador de calor puede superar el 60%:

ventilación eficienteEjemplo de ventilación con recuperador de calor

VALORES CONSIDERADOS PARA LAS MEJORAS ENERGÉTICAS INDICADAS EN AhorraTuEnergía.es

  • MEJORA 1.- Sin recuperador de calor. La cantidad de renovaciones de aire interior es de 0,80 (1/h) similar al exigido por la Sección HS3 del CTE.
  • MEJORA 2.- Con recuperador de calor con una eficiencia mínima del 50%. La cantidad de renovaciones de aire interior es de 0,80 (1/h) similar al exigido por la Sección HS3 del CTE.

Consulte los siguientes documentos para más detalles:
GEE1. Guía de Eficiencia Energética para la Rehabilitación de Edificios Existentes


Espacio publicitario: